• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Dónde comer en Milán
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura
Si te gusta ¡compártelo!
  • 2
    Compartidos

Son las 10 de la mañana y la barra del bar está apiñada de mujeres en stilettos y hombres de traje azul profundo. Es que es la hora del café y en Italia es un infaltable en el cotidiano de cualquier persona. Por eso, si visitas este país deberás pasar la prueba. En este artículo te cuento las diferentes opciones del café en Italia y re recomiendo algunos lugares para disfrutarlo en Milán.

El café en Italia

¿Por qué es tan famoso el café italiano?

Su fama no se la debe a su producción cafetera, ya que no se encuentra dentro del cinturón del café, sino que se la debe a Franceso Illy, el fundador de Illy Caffè y creador de la máquina espresso.

Francesco, de nacionalidad húngara, llegó a Trieste, en el noreste de Italia, luego de la Primera Guerra Mundial. Y se enamoró, de la ciudad y de una mujer, por lo que decidió quedarse.

Comenzó a trabajar en el mundo del café y del cacao, que llegaban a esta ciudad portuaria desde todas partes del mundo. Es así que en 1933 decide fundar Illy Caffè, para dos años después crear la primera versión de la que sería la máquina de café más famosa del mundo – la máquina espresso.

Poco a poco cada bar y restaurante de Italia se fueron adaptando a esta nueva forma de hacer el café, y hoy prácticamente no existe rincón donde uno no se pueda tomar un espresso, incluso en un pequeño quiosco en la playa o en un refugio de montaña.

El espresso y sus infinitas posibilidades

Pero la cosa no termina acá.

Existen infinitas formas de tomar un café y las diferencias entre las distintas versiones muchas veces son mínimas. A continuación les nombro algunas de las más frecuentes para que puedan pedir un café en cualquier cafetería de Italia sin fracasar en el intento!

  • Espresso (lo pueden pedir también como «normale» o «liscio»): es la combinación perfecta de agua (sin hervir), café y presión,  y se sirve en taza pequeña.
  • Ristretto: es un café espresso muy concentrado, ya que se utiliza menos agua para la misma cantidad de café. Ocupa apenas un tercio de la taza.
  • Lungo (largo): es el opuesto al ristretto, misma cantidad de café pero con un poco más de agua que un café espresso.
  • Doppio (doble): es el doble espresso servido en la misma taza pequeña.
  • Corretto: es un café espresso al que se le agrega alguna bebida alcohólica, generalmente grapa. Ideal para después de un típico almuerzo italiano.
  • Macchiato (manchado): es un espresso con un poco de leche. Lo que en Argentina sería un cortado.
  • Cappuccino: Se sirve en una taza más grande y combina espresso, leche caliente y espuma de leche. Generalmente se toma en el desayuno y por supuesto va acompañado con una brioche!
  • Latte macchiato: También se prepara en una taza grande, pero en este caso combina café espresso con leche, siendo está última la que se lleva la mayor proporción.

Estas son sólo algunas de las variantes que se pueden probar en un bar en Italia. Un tip viajero es que si lo toman en la barra, en lugar de sentarse en una mesa, seguramente les saldrá más barato. El precio promedio de un café espresso es de €1.

Cafeterías con historia en Milán

Y si su viaje por Italia los trae hasta Milán, les comparto algunos de los lugares más tradicionales (aunque un poco más caros que la media) para darse el gusto de tomar un buen café, y por qué no acompañarlo con algo dulce.

  • Marchesi 1824, hoy cuenta con 3 sucursales. Su última apertura en el primer piso de la Galería Vittorio Emanuele; otra ubicada en el cuadrilátero de la moda, en Via Montenapoleone, 9; y su histórico local, donde se fundó la Pasticceria Marchesi, en Via S. Maria alla Porta 11/a.
  • Pasticceria Cucchi, es de esos lugares que parecen detenidos en el tiempo. Ha cambiado su entorno, los edificios que la rodean, los medios de transporte, incluso en breve llegará una de las lineas del metro, pero Cucchi se ha sabido mantener exactamente igual a lo que era. La encuentran en Corso Genova, 01.
  • Cova, con más de 200 años de historia es una de las pasticcerie más antiguas de Italia. Su primer local estaba ubicado al lado del Teatro alla Scala pero luego del bombardeo de la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial, se trasladó a Via Montenapoleone, 8, donde se encuentra actualmente. Giuseppe Verdi y Ernst Hemingway son sólo algunos de los personajes que se sentaron en sus mesas.

La lista podría continuar, pero los invito a dejarse sorprender entrando en cualquier cafetería que les guste y tomarse un buen café.

¿Probaron el café en Italia?

Cuéntenme, si ya estuvieron por Italia, ¿qué café probaron? y sino, ¿cuál se tomarían?

Si visitas alguna de las cafeterías recomendadas, te invito a que la compartas a través de las redes, no olvides etiquetarme!


Foto de portada tabitha turner en Unsplash.


Si te gusta ¡compártelo!
  • 2
    Compartidos

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Estela Rapetti

    He estado varias veces en Italia y mis amigas de allí piden café marochino.

    1. Caro

      Hola Estela!!! ¡Qué rico! Y qué lindo recorrer con amigas! Gracias por el mensaje.

  2. Gaby

    Excelente nota! Quiero teletransportarme a Milán y poder degustar un macchiato en cada uno de esos lugares !!! Una duda con el capuchino? Muchas veces encontramos que le ponen canela, cacao y hasta crema! Nada de esto es correctamente italiano ? Gracias !!!

    1. Caro

      Gracias Gaby! El Cappuccino va así solito, en alguna cafetería pueden llegar a ofrecerte agregar cacao o canela como adicional, pero no es la regla.

  3. Ser Viajera

    Un macchiato lungo para mí per favore! Illy es una de mis marcas de café preferidas! Me encantó conocer la historia de su fundador y definitivamente, Italia sin café, no sería Italia.

    1. Caro

      Coincido Romi, Italia sin café, no es Italia!

  4. Melina

    Que rico!! Me dieron ganas de tomar café a pesar de estar disfrutando de 37 grados de calor en la playa!!
    Tuve mi experiencia europea de pedir un ristretto sin tener ni idea de lo q estaba pidiendo. Estaba en Viena en una confiteria cariiiisima en la que la misión era tomar algo aun con mi magro presupuesto por el hecho de que era un lugar que solía frecuentar Sigmung Freud. El café mas económico era el ristretto así que pedí ese, y cuando llegó me morí de risa. Mas entrado el viaje,cuando llegué a Italia, ya había aprendido esa lección. Por supuesto que hice mucha barra!!
    Me encantó la historia de Francisco Illy ?

    1. Caro Dias

      Jajaja! Bueno podría ser una café frío! Para muchos el ristretto es una GRAN sorpresa!!!! Que lindo visita esas cafeterías con tanta historia! La anoto para la próxima!

  5. Carlos

    Buen contenido que amplía la información. Me queda la duda sobre el Doble. Para mi la tasa es más grande. Y me dieron ganas de tomar un expreso. Beso

    1. Caro Dias

      ¡Gracias! Es como decís también, se sirve en taza pequeña, pero muchas personas lo piden en la taza un poco más grande como la de cappuccino. Saludos!!

Deja una respuesta