• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Italia
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura
Si te gusta ¡compártelo!

Hace unos días, preparando la newsletter, me encontré escribiendo la frase «2020, el año de los viajes truncos.» De hecho sacaba la cuenta que estoy por cumplir un año sin subirme a un avión. Pero lo pensé mejor y debo corregirme. Este no fue un año de viajes truncos, sino un año en el que debimos re inventar y re descubrir formas de viajar. Por eso en este artículo, el último del año, te comparto un resumen de lo que fueron los viajes del 2020.

Los viajes del 2020

El año arrancaba con un road trip de fin de semana en Lombardía. El objetivo era conocer uno de los tantos lagos de la región, el lago d’Iseo. Fueron dos días invernales pero en los que nos sorprendió el buen tiempo. Tanto que hasta pudimos disfrutar de un aperitivo junto al lago y de caminatas por los distintos pueblos.

Re inventando los viajes

Muchos eran los viajes con los que soñaba para lo que quedaba del año, pero a los pocos días de regresar del Lago d’Iseo se desató la hecatombe. Y tuvimos que aprender a viajar desde casa . Lo hicimos a través de películas, series, recetas y lo que sea que nos haya hecho sentir por un momento en otro lugar del mundo que no sea nuestra casa.

Pero casi sin darnos cuenta llegamos a la mitad del año y pudimos dejar la comuna y, unos días después, la región. Luego de estar varias semanas dentro de un departamento (sin balcón!), teníamos un deseo exagerado por estar en medio de la naturaleza y disfrutando del aire libre.

Vista panorámica del Lago di Como

Así llegaron los paseos por los parques del lago de Como y por el Monte Sacro di Varese. El recorrido por Borghetto, uno de los pueblos más lindos de Italia. Las caminatas por una Venecia desolada (con cicchetti y ombra incluidos!) y por una Milán que ansiaba ser visitada.

Las vacaciones menos pensadas

Agosto (el mes de las vacaciones en Italia) para mí es sinónimo de viajes lejísimos de casa. Tan es así que Sicilia, un destino que soñaba por conocer, siempre quedaba para más adelante. Por eso, el año de vuelos cancelados y fronteras cerradas, pareció ser el momento perfecto para ir a descubrir esta isla del Mediterráneo.

Ruta por Sicilia
Sicilia

Así que cuando creíamos que sería un año sin vacaciones, nos subimos nuevamente al auto y partimos rumbo al sur.

Fueron tres semanas dedicadas a descubrir (y a degustar) parte de la región más austral de Italia.

Pero el sur no se trató sólo de Sicilia. Aprovechando el home office que trajo el Coronavirus,  también conocimos y nos sorprendimos con algunos rincones de la región de Campania.

Sicilia

De regreso en Milán, los primeros días del otoño nos dio el tiempo para hacer algunas escapadas cerca de la ciudad y para aprovechar del nuevo ritmo de la capital de la moda.

Con la llegada de noviembre y el frío fue momento de volver a viajar desde casa. Pero claro, ya sabíamos como hacerlo, así que lo pudimos disfrutar (aún) más!

Conclusión de los viajes del 2020

Los viajes del 2020
¡Pineame!

Viajar es una de mis pasiones. Mejor dicho es mi gran pasión. Para mi viajar era sinónimo de armar valijas, de subirme a aviones, de recorrer largas distancias y de padecer el jet lag. Era sinónimo de escuchar idiomas diferentes y de degustar platos desconocidos. De aprender sobre otra historia y de sorprenderme con paisajes a los que no estaba acostumbrada.

Pero este año viajar cobró otro significado y en un año que parecía ser de viajes truncos, supimos reinventarnos y aprovechar cada oportunidad que se nos presentó.

La Pinacoteca de Brera
Milán

Viajar no fue sólo el road trip por Sicilia. También lo fue visitar un galería que tenía pendiente en mi ciudad y probar los platos de un restaurante que hace mucho quería conocer. Fue caminar en medio de un parque a kilómetros de mi casa, pero también a metros de distancia. Viajar fue hacer un bolso por una noche o disfrutar de una escapada por el día. Fue mirar una película filmada en Castellabate y maratonear un serie hecha en Mantova. Fue comer una cacio e pepe fatta in casa.

También es cierto que me toca escribir este artículo en el mes del viaje que más dolió cancelar. Volver a Buenos Aires cada diciembre es la re carga de energía para la vida de expatriada. Pero otra lección aprendida este año es que el Coronavirus no nos quita los sueños ni los viajes, sólo nos los posterga.

Así que mientras esperamos poder visitar esos destinos anhelados y re encontrarnos con nuestros afectos, sigamos disfrutando de todo el resto!

¡Feliz año!


Si te gusta ¡compártelo!

Deja una respuesta