• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Lombardía
  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura
Si te gusta ¡compártelo!

Apenas uno se acerca a esta zona de Lombardía podrá ver asomarse en lo alto este borgo medieval circundado por una de las murallas venecianas que se han mantenido casi intactas en el tiempo. Caminar por sus calles es un viaje al pasado. En este artículo te cuento qué hacer en Bergamo Alta.

La historia y la geografía han hecho que Bergamo, una de las localidades más lindas de Lombardía, se encuentre dividida en dos ciudades. La Città Bassa, la versión más contemporánea, y la Città Alta, el antiguo borgo medieval que supo mantenerse prácticamente intacto a pesar del paso del tiempo.

Ambas merecen ser recorridas (¡sin prisa!), así como el verde que rodea a la ciudad. Pero por hoy sólo nos vamos a concentrar en descubrir qué hacer en Bergamo Alta.

Qué hacer en Bergamo Alta, el borgo medieval de la ciudad

A pesar de no ser muy grande, recorrer esta parte de la ciudad te puede llevar una vida. Es que sus calles guardan los secretos y los rastros de siglos de historia.

Recorrer la Muralla Veneciana

Città Alta

Una de las cosas más características de esta ciudad es la doble cinta de muro de más de 6 kilómetros de largo que la rodea. Caminarle entorno es uno de los paseos más lindos de Bergamo Alta, sobre todo si es al atardecer. Las vistas desde algunos de los puntos de la muralla son imponentes.

Esta obra es una de las 6 estructuras de defensa construidas por la Serenísima República de Venecia que forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. De ahí que varias de sus puertas estén decoradas con el León de San Marco (incluso lo encontrarás en varios puntos del borgo).

Si bien fue realizada con el objetivo de defenderse, los enemigos nunca llegaron. Por eso, y a pesar de sus más de cuatro siglos de antigüedad, hoy la podemos admirar prácticamente intacta.

Las puertas de Bergamo Alta

Porta San Giacomo

Alrededor de la muralla veneciana podrás apreciar varias puertas de ingreso. Atravesar alguna de ellas es otra de las cosas que hacer en Bergamo Alta.

En general tomaban el nombre de la iglesia más cercana y desde cada una partía una via hacia ciudades aledañas. Tal es el caso de la Porta Sant’Alessandro que conducía a Como.

La más imponente de todas es la Porta San Giacomo. La estructura de mármol se puede ver incluso desde Città Bassa y es desde donde partía la via hacia Milán.

Cañonera de San Giovanni

Las cañoneras eran los espacios utilizados para alojar a los soldados y a los cañones para defenderse de los enemigos. Constituyen la Bergamo subterránea y se puede recorrer.

Debajo del parque San Giovanni se encuentra la cañonera que lleva el mismo nombre. Se puede visitar los fines de semana y los lunes de abril a octubre. Además, desde junio a agosto está abierta los viernes y sábados por la noche.

Descubrir el corazón de la ciudad

Desde siempre la Piazza Vecchia fue el corazón de la ciudad y de su vida política.

Era allí donde se encontraba el foro romano. Luego, durante el período medieval fue el centro comercial. Esto se puede ver reflejado en las barras se encuentran junto a la Basílica de Santa María Maggiore. Esas estructura de hierro, conocidas como misure, eran la antigua unidad de medida de Bergamo (cada ciudad tenía la suya).

La Piazza Vecchia como la conocemos nació a finales del 1100 con la construcción del Palazzo della Ragione, el más antiguo de las sedes comunales lombardas. A partir de ese momento quedó separada de la Piazza Duomo.

¿Qué ver en Piazza Vecchia?

Pazza Vecchia

Cuando te digo que esta zona es el corazón de la ciudad, no exagero. Sólo acercarse a la Piazza Vecchia uno ya comienza a sentir el rumor de la gente. Rodeada de restaurantes, bares, importantes palazzi e iglesias, sin dudas hace que sea uno de los rincones preferidos de los bergamascos y turistas.

Uno de los edificios que se destaca es el impoluto Palazzo Nuovo el cual funcionó como sede de gobierno hasta 1873. Años después se convirtió en uno de las bibliotecas más destacadas de Italia, la Biblioteca Civica Angelo Mai. Allí se guardan importantes (y antiguos) manuscritos, libros y grabados. Se la puede visitar para sorprenderse con su arquitectura y con algunos de los objetos que la decoran, como los globos terráqueos que se remontan a finales del 1600.

Si alzamos la mirada desde la Piazza, nos encontraremos con la torre cívica, conocida como el Campanone. Subirla es otra de las cosas para hacer en Bergamo Alta. Con sus más de 50 metros de altura regala una vista privilegiada. Y como si siguiéramos viviendo en el medioevo, cada día a las 10 de la noche suena la campana más grande de Lombardía para anunciar que las puertas de la ciudad se están por cerrar. Claro que esto último ya no sucede.

¿Qué ver en Piazza Duomo?

Qué hacer en Bergamo Alta
Capilla Colleoni

En la Piazza Duomo nos encontramos con otros de los edificios más importantes de la ciudad:

  • Catedral Sant’Alessando: Dedicada al santo patrono de Bergamo. Además de recorrerla, se puede visitar el museo arqueológico inaugurado hace pocos años a partir del descubrimiento de rastros de asentamientos de épocas pasadas.
  • Capilla Colleoni: construida a finales del 1400 como mausoleo de Bartolomeo Colleoni, miembro de una de las familias más importantes de Bergamo. Es considerada una obra maestra del Renacimiento Italiano. No te vayas de la capilla sin haber tocado los huevos de Colleoni. Aparentemente tenía tres. Será por eso que dicen que frotarlos trae suerte.
  • Baptisterio: Fue construido al interior de Santa Maria Maggiore en 1340. A lo largo de los años sufrió varias mudanzas hasta encontrar su lugar actual en 1899.

Qué más hacer en Bergamo Alta

Qué hacer en Bergamo Alta
¡Pineame!

Muy cerca de la Piazza Vecchia nos encontramos con la Cittadella Viscontea, algo así como una ciudad fortificada dentro de otra, creada por la Familia Visconti pertenecientes al Ducado de Milán.

En esta zona también las diferentes dominaciones fueron dejando sus huellas. Encontraremos una antigua calle romana, bóvedas románicas y pórticos del siglo XIV. Alrededor de la Piazza della Cittadella se ubican el Museo Arqueológico de Bergamo y el Museo de Ciencias Naturales.

Otro de los sitios para visitar en Bergamo Alta es la Rocca, antigua fortificación militar del 1300 que hoy funciona como Museo dell’Ottocento.

Por último pero no por eso menos importante queda degustar alguno de los platos típicos de esta zona de Italia. Podrás tentarte con sabores salados o dulces, como por ejemplo una helado de stracciatella en La Marianna, donde se creó uno de los sabores preferidos de los italianos más pequeños.

Fin del recorrido

Hasta aquí llegamos con este recorrido por el hermoso borgo medieval de la ciudad. Pero que este artículo llegue a su final no quiere decir que se hayan acabado las cosas que hacer en Bergamo. No dejes de recorrer la Città Bassa así como los alrededores para disfrutar de una natura sorprendente.

No dudes en escribirme si tienes algunas consulta o comentario.

¡Buen viaje!

Foto porta San Giacomo de Mattia Bericchia para Unsplash.


Si te gusta ¡compártelo!

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Alida

    Hermoso!!! Ojalá sigas manteniendo este blog y sus contenidos para disfrutar esta información y estas guías cuando visite Bergamo l! 👏👏. Y también los otros lugares y experiencias que describes, que nos ayudan mucho a conocer y disfrutar de Italia, a través de las vivencias y sugerencias de alguien que la conoce tanto. Gracias por compartirlo!

    1. Caro

      ¡Hola Alida! Muchísimas gracias por tus palabras y por tomarte el tiempo de escribirme. Me alegro que te sea de utilidad toda la información! Me encantará conocer tu experiencia cuando visites Bergamo. Es una hermosa ciudad. Saludos. Caro

Deja una respuesta