• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Campania
  • Tiempo de lectura:8 minutos de lectura
Si te gusta ¡compártelo!
  • 1
    Compartir

La Costa Amalfitana es una de las costas más famosas de Italia. La combinación de mar, montaña, pueblitos de ensueño y buena comida la convierten en un lugar perfecto para los que quieran tomarse unos días alejados de las grandes ciudades. En este artículo te comparto mi ruta por la Costa Amalfitana y varios puntos a tener en cuenta para organizar tu recorrido.

Soy de las que cree que para conocer un lugar uno tiene que dedicarle tiempo, e incluso volver más de una vez. La Costa Amalfitana no es la excepción, son muchos los pueblos por descubrir e ir de un lugar a otro lleva tiempo. Además, muy cerca hay otros destinos turísticos importantes como Sorrento o Pompeya que también vale la pena visitar. Por eso te adelanto que mi ruta por la Costa Amalfitana me dejó con ganas de mucho más!

La Costa Amalfitana

Rota por la Costa Amalfitana

La Costa Amalfitana es el área geográfica que se extiende sobre el mar Tirreno a lo largo del Golfo de Salerno. Se encuentra en la región de Campania, al sur de Nápoles, en la provincia de Salerno. Está formada por 15 comunas y desde 1997 la UNESCO la nombró Patrimonio de la Humanidad.

Son 50 kilómetros de estrepitosos acantilados, pequeñas bahías y laderas cultivadas que forman parte de este paisaje único que vale la pena visitar al menos una vez en la vida.

¿Cómo recorrer la Costa Amalfitana?

Los diferentes pueblos que forman esta costa están conectados entre sí por una serpenteante y angosta ruta panorámica, por lo que recorrerla por tierra es una de las opciones. Además de viajar en cuatro (o dos) ruedas, podrán recorrer la costa por mar.

Cualquier sea el camino que elijan, van a encontrar diferentes alternativas que se adaptan a los presupuestos y necesidades de cada uno.

Si quieres conocer en detalle las alternativas para recorrer la Costa Amalfitana haz click aquí.

¿Dónde dormir?

Ruta por la Costa Amalfitana
Sorrento

Si bien Sorrento no forma parte de la Costa Amalfitana, para muchos es el lugar elegido para hacer base desde donde recorrerla. Otra de las alternativas de este estilo es Salerno, en el otro extremo de la costa.

Por supuesto que también existe la posibilidad de dormir en alguna de las comunas que forman parte de esta costa, disfrutando al máximo la experiencia.

Además, para elegir el mejor destino donde dormir, tendrás que tener en cuenta algunas consideraciones. Y, como elegir hospedaje en esta zona no es tarea sencilla, te invito a leer el siguiente artículo. ¿En dónde hospedarse para recorrer la Costa Amalfitana?

¿Quieres buscar hospedaje en la Costa Amalfitana?Haz click aquí.

Mi ruta por la Costa Amalfitana

Ruta por la Costa Amalfitana
Positano

A la hora de organizar un recorrido por la Costa Amalfitana surgen muchas dudas. ¿Cuántos días le dedico? ¿dónde duermo? ¿cómo me traslado? son sólo algunas.

No puedo darte todas las respuestas, pero sí puedo recomendarte que le dediques algunos días a descubrir este rincón de la bota. No es un viaje de un día desde Roma o Nápoles, sino que definitivamente vale la pena tomarse el tiempo para conocer (y degustar!) esta costa italiana.

Cómo te adelante, la ciudad que elegí para hospedarme fue Sorrento, que no pertenece a la Costa pero te recomiendo que aproveches la cercanía para visitarla (si es que no te hospedas en esa ciudad).

Desde allí recorrí Amalfi, Positano y Ravello. Además, le dediqué un día a visitar las ruinas arqueológicas de Pompeya.

Ahora sí, vamos a descubrir (parte) de la Costa Amalfitana.

Amalfi

Ruta por la Costa Amalfitana
Amalfi

Como casi todo en Italia, esta ciudad tiene mucha historia. Fue la sede de la antigua República Marítima y la que le da el nombre a esta costa.

Se ubica debajo de los acantilados, entre las montañas. Se encuentra dividida por la ruta que recorre la Costa Amalfitana. Por un lado la playa y el puerto y por el otro el centro de la ciudad.

Amalfi
Iglesia Sant’Andrea – Amalfi

Creo que una de las cosas más imponentes de Amalfi es su catedral árabe-normanda con fachada bizantina, Sant’Andrea. Se alza al ingreso de la ciudad sobre la Piazza Duomo. Se puede visitar el Claustro del Paraíso, el museo Diocesano, la Basílica del crucifijo, la cripta y la catedral con sus imponentes techos. Horario claustro & museo: Lunes a domingos de 10 a 17 horas. Entrada: €3.

El museo del papel es otra de las atracciones turísticas de esta localidad. Desde el año 1100 los amalfitanos aprendieron de los árabes a trabajar el papel y en poco tiempo monopolizaron la producción europea. Al día de hoy, el papel de Amalfi continúa siendo famoso y exportado al resto del mundo. Entrada: €7.

Por supuesto que sentarse a comer en alguno de los tantos restaurantes que encontrarán escondidos en sus recovecos y perderse por sus serpenteantes callecitas son otras de las cosas para hacer en Amalfi.

Positano

Ruta por la Costa Amalfitana. Positano
Positano

Positano es destino vacacional desde la época de los Romanos. Es quizás de los lugares más renombrados cuando hablamos de la Costa Amalfitana, y sin dudas es la primera imagen que nos viene a la mente. Por eso, creo que hay que dedicarle parte del viaje.

Esta pequeña localidad de casitas de colores que cuelgan de la montaña se recorre fácilmente a pie. Tiene un pequeño centro de calles peatonales que suben y bajan para finalmente desembocar en la playa. Playa que combina un poco de arena con piedras y que invita a meter los pies en el agua.

Además de recorrer sus callecitas, pueden visitar la iglesia Santa Maria Assunta; sentarse a disfrutar de las vistas en alguno de los tantos bares y restaurantes junto al mar, o caminar por la Via Positanesi D’America para llegar a otra de las playas de la zona.

El tiempo que le dediques a descubrir Positano dependerá un poco de las cosas que te gusten hacer. Si no sos de las personas que disfrutan de la playa, quizás te alcance medio día y podrás continuar rumbo a otro de los destinos de la costa. Pero yo te recomiendo que te tomes el tiempo para disfrutarla sin prisa.

Ravello

Ravello
Ravello (¡Con lluvia!)

A pesar del diluvio con el que me tocó recorrer Ravello, me deslumbró. Quizás por su piazza aterrazada sobre el valle o por los jarrones con flores que decoraban la ciudad. Quizás por sus angostas calles o por las impresionantes vistas al mar. Lo cierto es que Ravello me enamoró y es de esos lugares a los que sé que voy a volver.

Ni bien uno atraviesa el túnel de la ruta se encuentra con esta pequeña ciudad en la ladera de la montaña que invita a relajarse en uno de los cafés de la Piazza Centrale o a perderse caminando.

Villa Rufolo es uno de los imperdibles. Es una casa de influencia árabe que mira al mar. Famosa por sus jardines abarrotados de flores y por sus conciertos de música al aire libre. La casa se puede visitar todos los días de 9 a 21 horas (horario de la torre-museo: 10 a 19 horas). Entrada €7.

Otra villa que se puede visitar es la Villa Cimbrone. Hoy es un hotel pero se pueden recorrer sus jardines, considerados como uno de los mejores ejemplos de jardines de tipo inglés del sur de Europa. Abierto al público a partir de las 9 y hasta el atardecer. Entrada €7.

Otros Destinos de la Costa Amalfitana

Como te adelante, la Costa Amalfitana tiene varias comunas. En este recorrido sólo visité tres de ellas, las más conocidas (turísticamente hablando) y es por eso que me volví con ganas de mucho más.

Si estás organizando un viaje por esta zona ten en cuenta que a lo largo de la serpenteante ruta vas a poder visitar otros pueblos: Atrani, Corbara, Cetara, Conca dei Marini, Furore, Maiori, Minori, Praiano, Santo Egidio del Monte Albino, Scala, Tramonti y Vietri sul Mare.

Fin del Recorrido

Hasta acá llegamos con esta (primera) ruta por la Costa Amalfitana, porque estoy segura que voy a volver para continuar descubriéndola.

Espero que este artículo te ayude a organizar tu recorrido por Italia.

¡Buen viaje!


Si crees que este artículo podría interesarle a alguien, lo podés compartir o invitarlo a que lo lea!.


Si te gusta ¡compártelo!
  • 1
    Compartir

Deja una respuesta