• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Rutas en coche / Sicilia
  • Tiempo de lectura:10 minutos de lectura
Si te gusta ¡compártelo!

Sicilia no es grande, es enorme. Por eso creo que una buena manera de recorrerla es ir abarcándola de a pedacitos. En este artículo te llevo en un road trip de cuatro días por el Valle de Noto (Val di Noto), una zona que me sorprendió y a la que sé que algún día volveré!

Si me acompañas en Instagram sabrás que Sicilia me enamoró. Es muchos viajes en uno. Trasladándote de una ciudad a otra vas a sentir que cambias de región, incluso de país o continente. Tiene mucha historia que influye no sólo en su cultura y costumbres sino también en su arquitectura y gastronomía. Por otro lado, su geografía va de altos picos nevados a playas paradisíacas. Y qué decirte de su gente, fue de lo mejor del viaje!

El problema es que hay infinitas formas de organizar un viaje por Sicilia. Hoy vamos a ir a recorrer un pedacito de la isla, el Valle de Noto o Val di Noto . Te voy a llevar en un recorrido de cuatro días para descubrir su arquitectura barroca, su increíbles dulces y para sumergirnos en su mar. ¿Vamos?

Valle de Noto

Valle de Noto
Barroco Siciliano (Noto)

Cuando hablamos de Sicilia hablamos de un gran número de islas, pero en este artículo me voy a dedicar sólo a un rincón de la principal y más grande isla del Mediterráneo.

El Valle de Noto se ubica en el sureste de la isla. En el año 1693 un terremoto sacudió esta zona destruyendo gran parte de las ciudades. Al momento de la reconstrucción (que algunos casos se hizo en zonas nuevas) se utilizó el estilo que estaba en auge en aquel momento dando así nacimiento al famoso Barroco Siciliano.

Desde el 2002 ocho de las ciudades barrocas del Valle de Noto fueron incluidas en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Las ciudades son: Caltagirone, Catania, Militello, Modica, Noto, Palazzo Acreide, Ragusa, Scicli.

Dulces Sicilianos

Pero el Valle de Noto no es sólo historia y arquitectura barroca. También tiene algunas de las playas más lindas de la isla; de los postres y dulces más ricos de Sicilia (y de Italia!); tiene pequeños pueblos pescadores y grandes ciudades.

Así que prepárate para disfrutar de unos días bien eclécticos.

Road trip por el Valle de Noto

Valle de Noto

El road trip por el Valle de Noto fue una parte dentro de un viaje de tres semanas recorriendo Sicilia. A este rincón de la isla le dedicamos 4 días y creo que le podríamos haber dedicado más tiempo y no nos hubiéramos aburrido!

El viaje fue en agosto, por eso los días estaban divididos entre recorrer ciudades y descansar junto al mar.

Si bien puedes recorrer esta zona con algún tour o organizándote con traslados entre las ciudades, creo que la mejor forma de visitar el Valle de Noto es con tu propio coche. Te va a dar la independencia para meterte en cuanto pueblo te llame la atención así como visitar algunas de las playas más alejadas de los centros urbanos.

Haz click aquí para cotizar el alquiler de tu coche en Sicilia.

¿Dónde dormir?

Qué dilema el elegir dónde dormir cuando uno organiza un viaje de este tipo. En nuestro caso la elección fue Siracusa. ¿Por qué? Porque preferíamos estar en una zona que nos permita circular fácilmente hacia los distintos destinos que queríamos conocer. Además, que esté bien conectado para continuar nuestro viaje por la isla.

Pensamos en dividir esta zona en dos hoteles y dormir dos noches en Siracusa y dos en Noto. Finalmente decidimos no perder tiempo en el cambio de hotel. Pero de volver a esta zona seguro que pasaré alguna noche en Noto o Ragusa (que fue uno de los pendientes del viaje).

Ver hoteles en Siracusa.

Ver hoteles en Noto.

Siracusa

Valle de Noto
Isla de Ortigia

Bueno arranquemos a hablar de qué fue lo que hicimos durante los cuatro días en el Valle de Noto.

Llegamos a Siracusa un día al mediodía. Justo a tiempo para hacer el check in y partir rumbo a la isla de Ortigia para almorzar. El resto del día se lo dedicamos a caminar por esta pequeña isla.

Ortigia creo que es uno de los imperdibles de esta zona, incluso de Sicilia. Por eso la mañana siguiente también se la dedicamos.

Te invito a leer el recorrido completo por la histórica Siracusa y su mágica isla de Ortigia.

Plemmirio
Plemmirio

Luego de almorzar en uno de los restaurantes que teníamos en la lista de lugares para degustar en Siracusa, fue el turno de encontrarnos con el mar.

A sólo 10 kilómetros del centro de la ciudad se encuentra el Parco Marino del Plemmirio. Si te gusta nadar en un mar (muy) limpio y protegido, este es tu lugar.

La contra (o no) es que es una zona principalmente de escollos. Hay algunos balnearios privados (ideal si no cuentas con reposeras y sombrilla) y si prefieres la arena, también también encontrarás algunas pequeñas calas.

Nosotros fuimos a la zona pública donde se encuentra el Lido Cala Zaffiro, pero te recomiendo que averigües previamente a que zona te conviene ir (depende si vas con chicos, solo, si no tienes problema en tirarte al mar desde las piedras, si cuentas con sombrilla, etc).

Noto & Marzamemi

Valle de Noto
Noto

El tercer día en el Valle de Noto fue el turno de visitar una de las ciudades barrocas de la Unesco, Noto. Qué decirte, me enamoró. Y seguramente ya lo escuchaste o leíste muchas veces. Pero es así. Noto es hermosa.

Llegamos justo a tiempo para hacer un walking tour por la ciudad que nos permitió conocer un poco más sobre la historia e incluso visitar algunos rincones secretos. No había guías en español, pero sí en italiano, ingles y francés. Te comparto el perfil de Facebook, porque la pasión con que Corrado nos contó Noto hizo que me enamore un poco más de esta ciudad.

Pero en Noto no me enamoré solo de su arquitectura, también me enamoré de sus dulces. Desde las granitas y helados, hasta los cannoli y la cassata. Oh, la cassata!

San Lorenzo

Panza llena, corazón contento. Y como estamos en agosto, también le dedicamos la tarde al mar. Luego de fracasar en el ingreso a la Reserva de Vendicari nos fuimos hacia la playa de San Lorenzo. Arena, mar transparente y gente. Bastante gente. Pero no afectó el relax de la tarde porque encontramos un lugar alejado (de rocas) donde estábamos prácticamente solos!

Marzamemi. Sicilia
Marzamemi

Muy cerca de San Lorenzo se encuentra el famoso (e Instagrameable) pueblo de pescadores Marzamemi. Y allí fuimos a cenar. Claro, nosotros y probablemente la totalidad de la gente que estaba en Sicilia (la foto, la saqué antes de que todos se sienten a comer!).

Marzamemi no me gustó. Sí, el contraste de sus sillas azules con el color de los muros es pintoresco, pero poco tiene de pueblo de pescadores. No sé si volveré algunas vez, lo que sí sé es que si lo hago, no lo haría en agosto.

Modica & volvimos a Noto!

Valle de Noto
Modica

Y llegó el último día. Nuevamente le dedicamos la primera parte a recorrer otra de las ciudades barrocas del Valle de Noto. Esta vez fue el turno de Modica. No sé si por el calor o por el coronavirus, pero prácticamente no había gente en las calles.

Caminamos sin parar. Disfrutamos de las imponentes iglesias. Nos perdimos por las callecitas rumbo al mirador (Pizzo Belvedere). Probamos la mejor granita de Sicilia y me compré chocolate para degustar durante todo el viaje!

Vendicari
Reserva de Vendicari

Por la tarde, le dimos una segunda oportunidad a la Reserva Natural de Vendicari. Esta vez no estaba la policía haciéndole multas a los incontables autos que bloqueaba el auto, por lo que pudimos llegar. Una playa ideal para ir con chicos o si te gusta flotar tranquilo en el mar. Además, puedes recorrer la reserva, pero nosotros sólo caminamos los 10 minutos que hay desde el ingreso hasta la playa!

Iba llegando el final del road trip por el Valle de Noto. Como la Reserva cerraba a las 19, nos dio el tiempo justo para subirnos al auto y volver a Noto. Donde pudimos sorprendernos con los colores del atardecer, disfrutar de otra comida y, por supuesto, cerrar la noche con una mesa dulce a lo siciliano!

Mapa

Te comparto el mapa con los destinos visitas y las rutas recorridas cada día. Si quieres ver sólo un recorrido, simplemente debes quitarle la tilde a los que no te interesan.

Fin del recorrido por el Valle de Noto

Hasta acá llegamos con este recorrido entre el barroco, los dulces y el mar del Valle de Noto (Val di Noto). Fue mucho lo que me quedó pendiente de esta zona. Por ejemplo, visitar Ragusa Ibla y Scicli y la gran Catania. Ver dónde se unen el mar Jónico con el Mediterráneo. Degustar un vino en una bodega de la zona. Y la lista sigue.

Por lo pronto, espero que este recorrido te ayude a organizar tu itinerario por el Valle de Noto en Sicilia.

¡Buen Viaje!



Si te gusta ¡compártelo!

Deja una respuesta