• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Barrios & Zonas de Milán
  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura
Si te gusta ¡compártelo!

No muy lejos de la Piazza Duomo se encuentra uno de los barrios imperdibles de Milán. Es un poco chic, un poco bohemio. Combina arte, historia, moda y gastronomía. En este artículo los llevo a pasear por uno de los rincones preferidos de Milán y te cuento qué ver en Brera.

En mi primer día de caminata por la capital de la moda me encontré en medio de estas callecitas de cuento. Un poco peatonales, un poco empedradas. Llenas de restaurantes, galerías de arte, anticuarios, negocios muy bien cuidados y el imponente Palazzo di Brera. Sin dudas, fue amor a primera vista.

Les comparto uno de mis recorridos por este barrio histórico de la ciudad para que aprovechen su visita al máximo. Vamos juntos a descubrir qué ver en Brera.

Qué ver en el barrio de Brera

Qué ver en Brera

Primero una pequeña introducción, para que nos imaginemos como era este lugar muchísimos años atrás.

Si bien el idioma oficial de Italia, es el italiano, conviven (al día de hoy) muchísimos dialectos, entre ellos el lombardo. Y de aquí viene la palabra Brera.

El nombre se deriva de la «brayda» lombarda antigua, que significa una extensión de tierra ya sea despojada de árboles o carente de ellos. ¿Se lo imaginan?

Ahora sí, vamos a recorrerlo.

Qué ver en Brera

Si bien perderse por sus callecitas es la primera recomendación que les daría, hay un par que creo que no pueden faltar en su recorrido por este barrio (especialmente si es su primera vez). Por ello les voy a detallar principalmente qué ver en estas calles de Brera.

¿Qué ver en Via Brera?

Qué ver en Brera
Via Brera

Apenas nos acercamos a Via Brera comenzarán a respirar el espíritu de este barrio atravesado por el arte. Alrededor de toda esta zona se irán cruzando con diferentes galerías de arte, anímense a entrar a dar un vistazo. Por nombrar algunas: Galería Consadori (Via Brera, 2), Galería Miart (Via Brera, 3).

Pettinaroli es un imperdible de Brera, incluso de Milán. Además, es uno de mis negocios preferidos . Para los amantes de los viajes, los mapas suelen ser una perdición. En este negocio van a encontrar miles de mapas y mapamundis antiguos, les puedo asegurar que se pueden pasar un buen rato husmeando sus estantes.

En Milán encontrarán varios negocios vintage, donde podrán comprarse algún vestido Dior, un pañuelo Hermes o un sweater made in Checoslovaquia. Cavalli e Nastri es uno de ellos, y de los más lindos de la ciudad.

Poco a poco este barrio se fue llenando de casas que venden fragancias para uno y para la casa. Van a encontrar de todo tipo y tamaño. Apenas inicia la calle Brera, nos topamos con una de ellas, Profumo, pero no será la única a lo largo de nuestra caminata.

Si perteneces al mundo de los que les gusta crear arte, date el gusto de visitar alguna de las librerías artísticas que encontrarás en el camino.

Palazzo di Brera

Palazzo di Brera
Palazzo di Brera

Llegamos al corazón de Brera, donde se alza el imponente Palazzo di Brera que además de muchísima historia, hoy alberga, entre varias cosas, uno de los museos más importantes de la ciudad y una de las bibliotecas más lindas.

Pueden entrar y recorrer su patio interno y sus pasillos de forma gratuita. Además, detrás de este edificio se encuentra el huerto botánico. Un pequeño pulmón verde que los hará olvidarse que están en el centro de la ciudad. Ideal para relajarse un rato en alguno de sus bancos a la sombra de un árbol.

Además, en este edificio se encuentra la Universidad de Bellas Artes y el Observatorio Astronómico.

Recorrer Via Fiori Chiari y Via Solferino

Via Fiori Chiari

Hora de continuar nuestro recorrido. Desde aquí podrán continuar por Via Solferino o por Via Fiori Chiari. Mi recomendación es que hagan las dos, para qué vamos a ahorrar en pasos.

Via Fiori Chiari es una de las calles más animadas del barrio. Un bar o restaurante junto a otro. Mesitas en la calle abarrotadas de gente. Balcones llenos de flores (si la estación del año lo permite) y más negocios muy bien cuidados.

Además de comida, ropa, muebles, antigüedades, más perfumes y cosmética son algunas de las cosas que podrán encontrar en los (pocos) metros que conforman esta calle.

Y si se animan a que les predigan el futuro en italiano, se pueden hacer tirar las cartas con alguna de las tarotistas sentadas a lo largo del camino.

En cambio, Via Solferino es una calle que nos lleva desde Brera hacia uno de los barrios más modernos de Milán. A lo largo del recorrido también encontrar opciones gastronómicas, negocios de decoración y moda.

Enamorarse de Via Madonnina

Via Madonnina

Otra de las vias que deben ser caminadas en el barrio de Brera es Via Madonnina, unas de mis calles preferidas (¡pero cuántas veces usé esta palabra a lo largo de este artículo!. Les había adelantado que es una de las zonas que más me gusta de Milán).

Disfruten de cada paso, miren hacia arriba, hacia los costados. Observen cada edificio, cada recoveco, cada negocio. Y una vez que llegan al final de la curvada Via Madonnina, giren.

¿Ahora entienden porque este es uno de mis rincones favoritos de la ciudad?

Antes de llegar al final de esta calle, van a encontrar una sucursal de la famosa Officina Profumo Farmaceutica di Santa Maria Novella,  conocida como una de las farmacias más antiguas del mundo, con sede principal en Florencia. Hoy dedicada principalmente a las fragancias, cosmética y licores. Un lugar que merece ser visitado por quienes prefieren comprar recuerdos originales y Made in Italy.

¿Qué más ver en Brera?

Si se quedaron con ganas de ver más, les comparto algunas sugerencias:

  • Museo del Risorgimento: Este museo, incluido dentro de la lista de cosas gratis para hacer en Milán, se encuentra a las espaldas del Palazzo di Brera (Via Borgonuovo, 23). Se lo pude visitar de martes de domingos de 9 a 13 horas y de 14 a 17.30 horas.
  • Piazza Carmine: Donde termina (o comienza) Via Madonnina, se encuentra esta Piazza con su típica iglesia lombarda que tiene la particularidad de que dan misa en italiano, inglés y en tegalo (lengua hablada en filipina). Además, podrán ver una particular escultura en la mitad de la piazza.
  • Jamaica: Cuando atravesamos la puerta de este bar nos sumergimos en la historia del barrio y de la ciudad. Abrió sus puestas en 1911, y cuenta la leyenda que Benito Mussolini fue el primer cliente ilustre en encabezar la lista de deudores de la cuenta del café. Desde la década del ’40 fue el punto de encuentro del mundo bohemio, dando lugar al debate acompañado de un café (o una copa de vino!) y pasó a ser conocido como el café de los artistas. Manejado al día de hoy por la misma familia, sumó un Bistrot en el primer piso del edificio. ¿Dónde? Via Brera, 32. Abierto desde las 9 hasta las 3 de la mañana. Domingos de 10.30 a 1 am.
  • Design Week: Sin lugar a dudas este barrio es uno de los que hay que visitar si vienen a la Semana del Diseño. Eventos, showrooms y la apertura al público de algunos de los edificios más conocidos de la ciudad.

Fin del recorrido

Son muchísimas las cosas por descubrir en Brera, simplemente les compartí uno de mis recorridos favoritos para introducirlos en este barrio un poco bohemio, un poco chic, pero sobre todo muy milanés.

Espero que les haya gustado el artículo y que los ayude a organizar su visita por Milán.

¡Buen viaje!


Y si aún estás con ganas de seguir caminando, muy cerquita de Brera se encuentra El Cuadrilátero de la Moda.

Si crees que este artículo podría interesarle a alguien, lo puedes compartir o invitarlo a que lo lea!.


Si te gusta ¡compártelo!

Deja una respuesta