• Categoría de la entrada:Barrios & Zonas de Milán
  • Tiempo de lectura:9 minutos de lectura
Si te gusta ¡compártelo!

Un barrio caracterizado por imponentes palazzi que, como si fueran una línea de tiempo, nos muestran los diferentes períodos de la arquitectura italiana. Atravesado por una de las pocas avenidas rectas y largas de la ciudad. Hogar de uno de los pulmones verdes y de uno de los jardines secretos. En este artículo te cuento qué ver en Porta Venezia, un barrio histórico de Milán y lleno de vida.

No todos los que visitan la ciudad llegan hasta Porta Venezia. No porque quede alejado del centro, al contrario se puede llegar caminando, sino porque existe esa fantasía de que en Milán no hay mucho por descubrir. Pareciera que lo que tenemos por conocer en la ciudad termina en el Cuadrilátero de la Moda.

Pero ahí, del otro lado de Via Senato comienza este distrito que combina algunas de las mejores cosas que ofrece Milán: mezcla arquitectónica, museos de todo tipo, personajes de la historia, buena gastronomía y rincones secretos. Además, es donde nace una de las zonas comerciales de la ciudad. Extendamos las fronteras de tu recorrido por Milán y descubramos qué ver en Porta Venezia

¿Qué ver en Porta Venezia?

Qué ver en Porta Venezia
Galería de Arte Moderno – Villa Reale

Esta zona era el ingreso a la ciudad desde Austria. Es por eso que durante el período de dominación de dicho imperio brotaron los palazzi nobiliarios convirtiendo a Porta Venezia en uno de los barrios más elegantes de Milán.

No recuerdo cuándo fue la primera vez que lo caminé. Sólo sé que cada vez que puedo regreso. Disfruto perderme por sus calles y maravillarme con su arquitectura. Me fascina descubrir algo que no había visto antes. Un portón abierto que me invita a pasar y me permite conocer un nuevo patio interno. Encontrarme con una placa que me cuenta sobre algún personaje de la historia que pasó por allí. O sentarme en un café que no conocía y mirar a la gente pasar.

Los jardines y museos del barrio

Es un barrio en el cual refugiarse cuando aparece el deseo de caminar entre árboles, porque es aquí donde se encuentran los Jardines Públicos Indro Montanelli, uno de los pulmones verdes de Milán. Pero si a la necesidad de verde se le suma el deseo de olvidarse por un momento que estamos en el centro de una ciudad, atravesando el portón de Via Palestro 8 llegamos a uno de los rincones mejor guardados , los Jardines de estilo inglés de la Villa Belgiojoso Bonaparte.

En ambos parques también encontraremos museos y cosas para hacer con los chicos. El primero es donde se encuentran el Museo Cívico de Historia Natural, el Planetario Ulrico Hoepli y un área con juegos.

Jardines Públicos

En el segundo se encuentra la Villa Reale o Belgiojoso Bonaparte, un ejemplo de la arquitectura neoclásica de Milán que hoy es sede de la Galería de Arte Moderna. Mucho antes de convertirse en galería fue hogar de Bonaparte y de Radetzky, un importante noble y militar austríaco.

A pocos metros de la Villa se encuentra el Palazzo del Senato. Fue construido en el ‘600 y durante el período Napoleónico fue sede del senado. Delante del edificio se encuentra una escultura de bronce de Joan Miró.

Palazzi que tienes que ver en Porta Venezia

A lo largo de Corso Venezia, el kilómetro que separa Piazza San Babila con Porta Venezia, se encuentran algunos de los edificios más importantes de la ciudad. El primero que nos sorprende es el inmenso Palazzo Serbelloni. Fue residencia de Napoleón y de Vittorio Emanuele II. Hoy se lo puede visitar sólo en determinadas ocasiones cuando en el Salón Napoleónico se organiza alguna muestra o exhibición, como sucede en la Semana del Diseño.

A pocos metros se encuentran el Palazzo Castiglioni, el emblema del Liberty italiano, y el Palazzo Bovara, de estilo Neoclásico, que (según cuenta la historia) en el ‘800 hospedó a el escritor francés Stendhal.

Villa Necchi Campiglio

Adentrándote por las calles paralelas a Corso Venezia te encontrarás con otros ejemplos de la arquitectura milanés. La Villa Reale no es la única villa de la zona. En Via Mozart 14, rodeada de su jardín privado, se encuentra la Villa Necchi Campiglio. Hoy convertida en casa museo, se la puede recorrer para conocer sobre la arquitectura del 1900. Además su jardín se puede visitar de forma gratuita y su café es un buen lugar para descansar un rato las piernas.

Otros edificios que llaman la atención en esta zona son el Palazzo Solo Busca con su particular portero en forma de oreja y la Villa Invernizzi que esconde una de las excentricidades del barrio. Para descubrirla, tendrás que espiar por los barrotes que separan la calle del jardín.

Por último, ya del otro lado de la Puerta, en Via M. Malpighi, se alza (el que para mí es) uno de los edificios más bellos de Milán, la Casa Galimberti. Es otro ejemplo del período Liberty (Art Nouveau).

Son muchísimos más lo palazzi que te recomendaría ver en Porta Venezia, pero lo dejaré para que lo descubras por tu cuenta.

La dolce Vita

Porta Venezia es un barrio llenó de vida. No sólo por sus parques y museos, sino porque una vez atravesamos la puerta homónima nos encontramos con una de las zonas comerciales más importantes de Milán, Corso Buenos Aires.

Qué ver en Porta Venezia
LùBar – Villa Reale

Además, abundan las propuestas gastronómicas. Buenas alternativas para cualquier momento del día hacen de este rincón milanés un lugar ideal para sentarse a recuperar calorías.

Por último, por su cercanía al centro histórico y por la buena conexión con transportes públicos, este barrio es una buena opción donde hospedarse. También encontrarás opciones para todos los presupuestos.


Porta Venezia sigue manteniendo su estilo elegante y su espíritu aristocrático. Continúa siendo uno de los barrios más tradicionales de la ciudad, e invita a caminar sin rumbo por sus calles, a espiar a través de cada portón y disfrutar del verde y de la dolce vita.

Qué ver en Porta Venezia
¡Pineame!

Espero que este artículo te sea de ayuda en la organización de tu visita a Milán. No dudes en escribirme si tienes algunas duda o comentario. ¡Me encantará recibir noticiar tuyas!

¡Buen viaje!


Si te gusta ¡compártelo!

Deja una respuesta